OBJETIVO DEL WEB BLOG Y BREVE RESEÑA DEL DIRECOTR DEL MISMO.

WEB CREADA EL 17 DE jUNIO DEL 2016, PARA LA DIFUSÍÓN DE TODO LO REFERENTE A LA CULTURA ROCK.

EL DIRECTOR DE LA MISMA FUE CONDUCTOR DE LA RUDA ARTE Y NOTICIAS EN FM RADIO UNIVERSIDAD POPULAR DE LA BOCA (2006) DIRECTOR DEL MISMO SITIO EN LA WEB Y EN VERSIÓN FANZINE.

COLABORADOR DE LA REVISTA MONSERRAT CULTURAL, DEL DIARIO LA BASTILLA VERSIONES PAPEL Y WEB Y DE LAS RADIOS: MATANZA RADIO NET (METAL), RADIO ALTA TENSION PUNK Y DE LA UNIÓN DE MÚSICOS INDEPENDIENTES (U.M.I.)

jueves, 22 de diciembre de 2016

NOTA DE HOY: ANECDOTAS DE PAPPO BY LORE DOMINGUEZ

Para que estas fiestas lleguen con una sonrisa les traje algunas anécdotas de nuestro querido PAPPO.

La Gorda y la Guitarra transparente… Viticus
Yo había llevado una guitarra Ampeg transparente (como la que usaba Keith Richards con los Rolling Stones) y después de terminar las actuaciones nos fuimos a un cabaret y elegimos a la rubia más gorda y le preguntamos cuanto valía una hora de su tiempo; entonces la llevamos al hotel y le colgamos la guitarra transparente y la hicimos bailar una hora en bolas con la guitarra colgada. Creo que nunca nos reímos tanto.
La Manguera: En un show en Córdoba en que nos habían venido a ver muchos Punks, el público nos escupía y no paraba de escupirnos, tanto que no se podía tocar porque los diapasones de las guitarras estaban todos resbalosos (una asquerosidad). Ellos lo hacían como una forma de gratitud, incluso yo me tragué un pollo cantando 'Mucho por hacer'. Pero llegó un momento en que tuvimos que dejar de tocar y en ese momento Pappo dijo: “Che, no escupan más, porque si escupen una sola vez más, saco la manguera con mierda que hay atrás del escenario y los lleno a todos de mierda”. Nadie más escupió y terminamos el show felizmente.
 Carlos “Machi” Rufino: A mí me gustaba Chicago, banda que a Pappo no, pero sin embargo se tomó la molestia de comprar cuatro vinilos de ellos, inéditos acá, y me los mandó con una carta que decía “…acá te mando el Chicago este de m… y la p… que los parió... Para que no me rompas más las b…”.  Y lo más cómico era el remitente “Pappo, 7ma Aveniú”, con acento en la u. Increíble. Cada vez que miro el disco, lo veo a él y me digo “no sé si yo lo hubiera hecho”.
Norberto “Ruso” Verea: A mediados de los 80 yo tenía una parrilla que se llamaba “Choripalandia”, que quedaba enfrente del Cine Avellaneda donde ahora hay un “Jesús te Salva”. Un día nos falta el parrillero y en medio de la locura de atender todo, la parrilla, la ensalada, la bebida, cae Pappo, que solía venir de vez en cuando. Nos saluda y le cuento: “No vino el b… del parrillero”. Enseguida se saca la remera y me pregunta: “¿cómo están haciendo los chorizos? ¿están marcados? ¿de qué tamaño son las fetas de vacío?...” El tipo, con sus pantalones de cuero, hizo de parrillero toda la noche. La parrilla cerraba tarde por que esperábamos a que termine la última función del cine. A eso de la una de la mañana, caen tres pibes del “Docke” que piden tres choris y un litro de vino. Entonces uno le dice al otro. “…Ché, ese es Pappo!!!...”, “callate, vos estás en p…!!!”. Pappo, que estaba escuchando la escena, se acerca y dice “…Sí, soy Pappo ¿qué te pasa p…? ¿No puedo ser Pappo y hacer chorizos?...”
Oscar Moro: Un día íbamos en tren a Mendoza y creyó que un tipo le quería afanar la viola… con el tren en movimiento. Y, sin mediar palabra, le puso una trompada y le rompió la nariz. Un desastre. Era buena persona, pero había que controlarlo…”
LA NERCA NO!!!!" 
Gabriela Sinagra: una de las tantas veces que Pappo vino a tocar a Rosario, el dueño del "Chicago Blues", el Negro  siendo uno de sus tantos fans y a sabiendas de que a Pappo le gustaba mucho el asado, le preparó él mismo uno y lo invitó a cenar y nos llamó  a quienes tocábamos periódicamente en el Boliche. Y cómo me pasa muy a menudo suelo ser la única mujer. Así que ni bien llegué a la mesa empezó el sondeo y la presentación correspondiente; yo estaba sentada justo enfrente de él. Cuando llegó "la mercadería a la mesa", supongo que haciendo gala de su caballerosidad, levantó su plato hacia mí y me dijo que me sirviera, y yo entre la variedad de cosas que había en él pinché un pedacito de carne. En ese preciso instante él con su mejor voz del Blues y abriendo sus ojos endemoniadamente, me dijo: "LA NERCA NO!!!!", y bueno, así como la había pinchado, la despinché y pinché alguna otra cosa… 
Se cuenta que, a principios de los 90, Pappo estaba saliendo con una chica que vivía sola con su bebé. Ella trataba de ser muy cuidadosa con eso y cuando él se quedaba a dormir trataba de que no hiciera mucho ruido para no despertar a la criatura. Una noche, después de la rutina sexual, Pappo se levantó urgido para ir al baño y ella le pidió que no, que no pasara por la habitación de la chiquita porque la iba a despertar. Pappo entonces enfiló para la cocina y orinó directamente en la bacha de la pileta. Cuando lo vio, la chica quería matarlo. Sin inmutarse, Pappo le dijo: “En el horno te dejé algo más”.
Botafogo: Darío me contó que una vez hicieron un show en Mar del Plata y cuando terminaron se fueron a caminar por la rambla. En el camino se cruzaron con un mendigo, uno como lo que ahora diríamos “homeless”. Pappo venía con la guita de la recaudación del show encima y se la dejó entera en el bolsillo del pobre tipo. “Uy, cuando se levante no va a entender nada”, dijo Pappo
Meneca Hiquis: Hacia 1971 se había quebrado las dos piernas en un accidente de moto. Enyesado y todo, venía a visitarnos a la casa de Conesa, la del disco de Pedro y Pablo, donde se vivía comunitariamente. En ese momento andaba con una chica que también se había quebrado. Así que saludaban y se iban para arriba. Como la casa era de madera, hacían un ruido bárbaro cuando pisaban. Ni hablar cuando empezaban a hacer el amor: ¡parecía un solo de batería de Ginger Baker! Cómo nos reíamos…
Chuchu Fasanelli: La lista de Pappo & amigos la hicimos en un lava-autos. Él iba con un Chevrolet Daytona y yo con mi viejo escarabajo hecho mierda. Pappo me decía “vamos a lavar esa porquería tuya y el auto mío”. Y nos sentábamos con la agenda y el teléfono. Era como un locutorio, rarísimo, con teléfonos en las mesas. Entonces yo le pasaba: “Tomá, Ricardo Mollo está llamando”. Y él hablaba con los contestadores. Hasta que se sacaba y decía: “Boludo, ¿me vas a atender o no? ¡Soy Pappo!” y así iban cayendo. Estuvimos todo un día hasta que termino de invitar a todos, menos a Sandro y a Spinetta, que eran los que él quería. A Spinetta lo llamaba y hablaba solo… lo bardeaba… Le decía: “Atendé, no seas boludo, acordate de que yo grabé “Castillo de Piedra”. Era mortal. Estoy seguro de que Spinetta lo dejaba hablar solo.

Bueno espero que les gusten, y las disfruten como yo al transcribirlas para ustedes...
Desde VINTAGE & MODS, les hacemos llegar un afectuoso saludo para estas fiestas, sean felices, brindemos este 24 por lo más valioso que es la familia y la amistad... FELICES FIESTAS!!!

Material obtenido de: el sitio de Pappo... anécdotas de Pappo Rolling Stone... sitio oficial Día a Día de Pappo... libro de las 100 anécdotas de Pappo..

1 comentario:

  1. Muy bueno, como nos tiene acostumbrados Lore, no tiene desperdicio esta nota, Lore sos la mejor!

    ResponderEliminar